Turrón crujiente de chocolate

Turrón crujiente de chocolate

Arbol de navidad 248x300 Turrón crujiente de chocolateSí, ya casi está aquí… con sus villancicos, sus celebraciones, sus reuniones familiares, sus regalos, sus comilonas… Al menos, para una parte de gente que no vive con especial ilusión la navidad, queda la excusa de comer turrón y otros platos similares típicos de esta época.

Llegas a un supermercado y los estantes de mazapán, turrón y peladillas te saltan a los ojos. Y en nuestro caso, hay uno que nos llama la atención de forma especial. No diremos marcas, pero su envoltura es dorada… ¿Ya sabes cuál es? Sí, ése, el de chocolate crujiente.

Puedes hacer dos cosas: la primera es llenar el carro con esos “lingotes” y fundirte la paga de navidad en chocolate; y la otra es hacerlo en casa, con la seguridad de no usar conservantes ni colorantes, de elegir los ingredientes “secundarios”, y de tener la satisfacción de decirle a las visitas “sí, es casero, lo he hecho yo”. ¿A que apetece?

Mazapan Turrón crujiente de chocolate

Antes de nada. Como en todo, la calidad de los ingredientes marcan la calidad final del producto, por lo que siempre es mejor elegirlos “buenos” porque el resultado final merecerá la pena. Y confía en nosotros si te decimos que la diferencia se nota, y mucho.

Así que, señores y señoras, la receta del turrón crujiente de chocolate. Todo casero. Todo de calidad. Delicioso.

Ingredientes

  • Molde para tableta de chocolate 300x170 Turrón crujiente de chocolate1 tableta de chocolate fondant (en ocasiones viene rotulado como chocolate para postres o chocolate para fundir).
  • 1 tableta de chocolate con leche (el que más te guste, pero de buena calidad).
  • Entre 40-45 gr. de manteca de cerdo (en los supermercados suelen vender las tarrinas de 400gr. a buen precio)
  • 35 gr. de cereales de arroz inflado al chocolate.
  • 1 chorrito de aguardiente de orujo o similar, para aromatizar la tableta. También vale el Grand Marnier o cualquier licor que te guste.
  • Molde para tableta de chocolate o turrón (hay muchos modelos y materiales, nosotros elegimos uno de silicona. Si lo eliges metálico, acuérdate de ponerle aceite de girasol o mantequilla en la superficie para evitar que se pegue).

Manteca de cerdo Turrón crujiente de chocolate

Procedimiento

1.- Lo primero que haremos será fundir un poco del chocolate fondant al baño María. Esto se debe a que primero vamos a cubrir el molde con una pequeña capa para que la superficie quede lisa y bonita. De lo contrario, lo que se verá tendrá la textura y aspecto “arrugado” que le da el arroz inflado, y la estética es una parte importante del proceso. Reservamos el molde a un lado y lo dejamos que se enfríe.

Fondant al baño maría Turrón crujiente de chocolate

Capa de fondant en el molde Turrón crujiente de chocolate

2.- A continuación, en el cuenco que está al baño maría, echamos el resto del chocolate fondant, la manteca de cerdo y la tableta de chocolate con leche. Removemos continuamente para conseguir una mezcla homogénea.

3.- Añadimos el licor y volvemos a remover para dar tiempo a que se evapore el alcohol y la mezcla tome algo del aroma del licor elegido.

4.- Al final, y justo antes de sacar la mezcla del fuego, añadimos los cereales de arroz y removemos para unificar todo. El que hayamos elegido echarlo en último lugar es para asegurarnos de que el arroz no se “empapa” con el chocolate fundido, y así seguro que queda crujiente. Otros posibles rellenos en lugar de arroz pueden ser pasas, almendras, avellanas, kikos, copos de maíz… experimenta con ellos y nos cuentas cómo ha quedado.

5.- Volcamos la mezcla en el molde e igualamos con una paleta hasta que la mezcla quede al ras del borde del molde, intentando dejarlo lo más liso posible.

Molde relleno de chocolate crujiente Turrón crujiente de chocolate

Detalle de molde relleno de choclate Turrón crujiente de chocolate

6.- Dejamos secar en lugar fresco, pero es preferible a temperatura ambiente que en nevera. Si lo metes en la nevera se enfriará antes, pero perderá parte del sabor y del aroma, la tableta se quedará blanquecina y excesivamente dura. Déjala descansar como mínimo 3 horas… mejor toda la tarde… si puedes esperar, toda la noche. Lo importante es asegurarse de que el chocolate cuaja tanto por dentro como por fuera. Por lo tanto, hazlo de un día para otro.

7.- Desmolda el chocolate justo antes de servirlo, ya que así quedará brillante y con un aspecto inmejorable.

El nuestro ha quedado así… ¿Nos cuentas cómo has hecho el tuyo?

Chocolate desmoldado Turrón crujiente de chocolate

Detalle de chocolate desmoldado Turrón crujiente de chocolate

pixel Turrón crujiente de chocolate
 
 

Share This Post

Leave a Reply

 
 
%d personas les gusta esto: