Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?

Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?

Las legumbres son uno de los alimentos más completos y recomendados y forman parte de la famos Dieta Mediterránea. Habitualmente las ingerimos de forma caliente o fría, y por norma general solemos echar mano de las más habituales.

Pero hay más posibilidades a nuestro alcance, y una de ellas se está haciendo tristemente famosa por la “fama” que está adquiriendo, señalándola como “el alimento perfecto”. ¿Es cierta esta afirmación? ¿Nos encontramos, de nuevo, ante una nueva moda? ¿Son tan buenas y saludables como se dice? Por supuesto, nos estamos refieriendo a las semillas de chía (Salvia Hispanica).

Semillas de chia en bol Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?

Origen

Este alimento es originario de México, y ya que se usaba desde la época pre-colombina en la gastronomía propia de esta zona. Tras el descubrimiento de América, su uso se empezó a hacer más global, y hoy día es un alimento bastante habitual en supermercados y tiendas especializadas. Recientes estudios han demostrado las propiedades de esta semilla, pero también hay muchos otros que no sacan las mismas conclusiones.

Semillas de chia al detalle 224x300 Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?La chía fue uno de los cultivos principales de las sociedades precolombinas, superado sólo por el maíz y las judías. Sin embargo, con el paso del tiempo su uso cayó en el olvido, y es a finales del siglo pasado cuando resurge el interés por esta legumbre. Sus partidarios dicen que es una buena fuente de fibra, proteínas y antioxidantes. En un medio acuoso, la semilla se envuelve en abundante mucílago que es muy bueno para la digestión.

La semilla de chía está formada por un 40% de aceites, un 20% de proteínas, no tiene coresterol malo (HDL), y cuenta con muchos minerales como el calcio, magnesio, hierro, fósforo y zinc. Además, incluiye altas cantidades de fibra dietétita, antioxidantes y vitaminas (B3, B2, B1 y A).

¿Deben tomarse con precaución?

Pues como todo alimento, sí. No se puede abusar ni quedarse corto en nadsa. Una dieta equilibrada se caracteriza precisamente por eso, por el equilibrio, que nada falte pero que nada sobre.

Semillas de chia 300x224 Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?Las semillas de chía, por sí mismas, no son ni buenas ni malas, pero deben tomarse con precaución por aquellas personas que consuman anticoagulantes. Esta legumbre baja la tensión arterial y pueden actuar como un anticoagulante natural. Por tanto, en combinación con los anticoagulantes recetados, pueden aumentar el peligro de sangrado en algunos pacientes.

Además, las semillas de chía están siendo probadas como posibles alérgenos. En algunas personas, su consumo puede causar ojos llorosos, urticaria y erupciones cutáneas. Las reacciones más graves incluyen vómitos, diarrea, dificultad para respirar e hinchazón de la lengua…. en definitiva, tiene toda la pinta de un ataque anafiláctico, por lo que se recomienda precaución en un primer momento.

Otros efectos secundarios peligrosos de las semillas de chía están todavía en estudio. Los médicos no están seguros de cómo a afectan a las mujeres embarazadas o en período de lactancia, y por esta razón no se recomienda tampoco para ellas. Algunos estudios han concluido que el consumo a largo plazo de las semillas puede llevar a la adicción, y otro estudio también ha relacionado las semillas de chía con un riesgo mayor de cáncer de próstata.

Semillas de chia y cuchara Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?

“No es oro todo lo que reluce”

El supuesto potencial que tienen como ayuda para perder peso y bajar el colesterol son los dos mensajes más publicitados de esta legumbre. Sin embargo, ni científicos ni tecnólogos de alimentos tienen un conocimiento exhaustivo de su composición química, ni de que las propiedades saludables que se mencionan sean tales. Las semillas de chía se venden cada vez más en herbolarios y tiendas especializadas como un “superalimento”, del cual se conoce poco en España, pero al que se atribuyen propiedades excepcionales para la salud. Los estudios son escasos, aunque las perspectivas prometedoras sobre la calidad de sus ácidos grasos omega-3 propician que se piense en ellas como un futuro alimento o complemento dietético cardiosaludable.

Semillas chia 178x300 Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?Las semillas de chía han llegado a nuestro mercado con una llamativa carta de presentación: un alimento exótico al que se atribuyen cualidades nutricionales y terapéuticas excepcionales. Estas semillas tienen una larga historia entre los pueblos indígenas del centro y del sur de América, y han sido el alimento base de la dieta precolombina de la civilización azteca.

Los pocos estudios que han analizado la composición nutricional de estas semillas y del aceite extraído de ellas se han centrado en algunos de sus componentes, como los ácidos grasos omega-3 y, en particular, el alfa-linolénico, además de analizar su contenido en fitosteroles y compuestos antioxidantes.

El beta-sitosterol, el fitosterol más reconocido por su capacidad para reducir los niveles plasmáticos de colesterol, es el más abundante en la planta y, junto con su contenido en ácidos grasos omega-3, explica que se destaque su capacidad para reducir el colesterol. Algunos laboratorios y empresas de alimentación y distribución se han hecho eco de esta prometedora composición química, y estudian la fórmula para reivindicar su valor como alimento funcional para reducir el riesgo cardiovascular, entre otros beneficios potenciales. Pero los estudios en humanos que han analizado el alimento son escasos en comparación con la gran publicidad que se le da.

Estudios científicos

La revisión más actual y completa llega de manos de investigadores del Natural Standard Research Collaboration (Somerville, Estados Unidos). En un estudio, publicado en septiembre de 2009, recogen las opiniones de expertos que analizan los supuestos mecanismos de acción saludables de estas semillas o de su aceite, las dosis terapéuticas, así como sus efectos adversos.

Detalle de semillas de chia Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?

La conclusión a la que llegaron es que son escasos los estudios en humanos que han analizado el alimento, en comparación con la gran publicidad que se le da. Tan sólo dos estudios clínicos han examinado los efectos de las semillas de chía en la enfermedad cardiovascular (ECV): uno de ellos demostró en animales de experimentación beneficios para algunos de los factores de riesgo como la hiperlipidemia, la hipertensión y la vasodilatación; sin embargo, en el otro, dirigido por el Departamento de Salud, Ocio y Ciencias del Ejercicio de la Appalachian State University (Boone, Estados Unidos), en el que los sujetos (hombres y mujeres con obesidad) consumieron 50 gramos diarios de semillas de chía en dos tomas durante dos semanas, los resultados no fueron nada concluyentes.

Chia semillas Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?Es más reciente el ensayo aleatorizado doble ciego controlado con placebo del Clinical Nutrition and Risk Factor Modification Centre (Toronto, Canada), aunque con una muestra muy pequeña (tan sólo 11 pacientes), en el que, tras el consumo de pan blanco enriquecido con semillas de chía en distinta proporción (7, 15 ó 24 gramos por 100 gr.), se confirmó una mayor sensación de saciedad. No obstante, este dato no justifica ni el uso ni la publicidad que se hace de las semillas de chía como alimento que ayuda en la pérdida de peso.

Complemento para la alimentación animal

Las semillas de chía también se han estudiado como ingrediente para la alimentación animal. Se han realizado experimentos con gallinas y con cerdos en los que se ha comprobado que tanto los huevos como la carne mejoran el perfil de lípidos tras la adición de estas semillas a la alimentación animal, y se reduce el contenido de ácidos grasos saturados a favor de un aumento de los ácidos grasos insaturados, más saludables.

Este aspecto puede tenerlo en cuenta la industria ganadera para la reformulación de los piensos animales con el fin de mejorar la densidad de nutrientes de los alimentos de origen animal y, por ende, la calidad nutricional de la carne.

Así que, como conclusión a todo lo anterior, no nos atreveríamos a decir que las semillas de chía son buenas para la salud… ni tampoco que son malas. Como en todo, llamamos a la prudencia y a tomarlas en su justa medida. Al menos hasta tener más información de lo que hacen o pueden hacer a tu cuerpo. Recuerda que estás jugando con tu salud.

Semillas en una mesa Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?

Parte de la información ha sido tomada de: www.consumer.es

pixel Semillas de chía, ¿otra moda supuestamente saludable?
 

Tags: , , , , , , , , ,

 

Share This Post

Leave a Reply

 
 
%d personas les gusta esto: