Haciendo un pan de kilo

Haciendo un pan de kilo

Saco de harina 300x235 Haciendo un pan de kiloYa es muy conocida nuestra afición por el pan, y después de varios experimentos relacionados con este manjar, esta vez nos hemos atrevido a hacer un pan de kilo… Y lo mejor de todo es que es muy fácil de hacer.

Antes de nada debemos decir que hemos realizado el pan en una cocina de casa, con un horno habitual que podemos encontrar en cualquier domicilio, y que los ingredientes se pueden encontrar en casi cualquier supermercado, aunque nosotros hemos utilizado ingredientes comprados en Mercadona.

Ingredientes

  • 1.000 gr. de harina de fuerza.
  • 50 gr. de levadura fresca.
  • 1,5 vasos de agua tibia.
  • 1 huevo.
  • Una pizca de sal.
  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

1.- huevo Haciendo un pan de kiloPonemos a calentar el horno a unos 250º. Cada horno es diferente y en nuestro caso, y después de perder muchos panes (quemados o crudos), hemos comprobado que sale bien si se pone en posición “Pescado” (calor arriba y abajo sin grill ni ventilador). Además, hemos metido en la parte inferior del horno dos cacharros de aluminio llenos de agua, para que se forme mucho vapor en el interior, lo que ayudará a crear la corteza.

2.- Si disponemos de una amasador eléctrica, en el cuenco de la máquina ponemos el agua y la levadura, y removemos hasta disolverla. A continuación ponemos el huevo, volvemos a disolverlo todo y terminamos echando un chorro de AOVE.

3.- Vamos añadiendo el harina poco a poco y amasamos la mezcla a baja velocidad hasta conseguir una masa homogénea que se despegue del cuenco. Ten a mano un vaso con agua tibia por si la mezcla es muy seca y hay que añadir un poco. Este proceso de amasado durará alrededor de 10 minutos.

Masa fermentada Haciendo un pan de kilo

4.- Una vez obtenida la masa deseada, la colocamos en un bol aparte y la tapamos con un trapo limpio. Hay que dejarla reposar para que fermente durante algo más de una hora (dependiendo de la temperatura exterior). Al final, esta masa debe duplicar su tamaño.

5.- Una vez fermentada, nos mojamos las manos con aceite y le damos forma. Nosotros hemos optado por una forma redonda, pero se pueden hacer muchas otras, ya depende del gusto o necesidades de cada uno.

6.- Para finalizar, y una vez que tiene la forma deseada, hacemos una cruz en la parte superior con un cuchillo. Esto se hace para forzar al pan a romper por ahí, y que no rompa por otro sitio cuando esté en el horno, lo que podría deshacer la forma que hemos elegido. Si se quiere, se espolvorea la parte superior con harina. En nuestro ejemplo, no lo hemos hecho.

7.- Bajamos la temperatura del horno a 180º, colocamos la masa formada en una bandeja de horno con una hoja de papel de horno, y dejamos durante 20-25 minutos.

8.- Ahora cambiamos la dirección del calor, y ponemos posición “Carne” (calor sólo en la parte superior con grill y ventilador). Esto lo hacemos para que no se queme la parte inferior del pan y para tostar la superior. Lo dejaremos durante al menos otros 25 minutos a la misma temperatura, pero controlándolo a partir de los 20 minutos para evitar que se queme en exceso. Repetimos, este tiempo depende de cada horno particular, por lo que no aseguramos que con estos valores salga igual en otros hornos. Una vez que esté a nuestro gusto, podemos darle la vuelta durante 5 minutos para que se dore también la parte inferior.

El resultado es como éste:

Pan de kilo 1 XS Haciendo un pan de kilo

Pan de kilo 2 XS Haciendo un pan de kilo

Pan de kilo 3 XS Haciendo un pan de kilo

¿Te atreves a hacerlo tú? ¿Nos cuentas cómo te ha salido?

pixel Haciendo un pan de kilo
 

Tags: , , , , , , , , , ,

 

Share This Post

2 Comments

  1. Pingback: Cáceres, una provincia de D.O. Directo a la mesa

  2. Pingback: Picos, Rosquitos, Colines y Regañás... De Rosquitos Salas

Leave a Reply

 
 
%d personas les gusta esto: