El café reduce la enfermedad cardiovascular

El café reduce la enfermedad cardiovascular

The New England Journal of Medicine El café reduce la enfermedad cardiovascularEn la última publicación de la prestigiosa revista de medicina The New England Journal of Medicine, se señala que el café, en sus diferentes versiones de normal o descafeinado, puede ser un factor protector contra la mortalidad total y la mayor parte de las enfermedades más comunes, con la única excepción del cáncer.

Este estudio tiene una gran importancia entre otras cuestiones debido a que supera en calidad numérica a publicaciones previas, ya que los investigadores siguieron a unos 400.000 sujetos por un periodo de 15 años, periodo durante el cual se produjeron más de 50.000 muertes. Su diseño es prospectivo observacional, es decir, que no se puede tener realmente una prueba de causalidad como sí la encontraríamos en un estudio de intervención. Aún así, no deja de tener su relevancia.

Grano de cafe El café reduce la enfermedad cardiovascularLos investigadores se centraron en los hábitos dietéticos de 229.119 hombres y 173.141 y mujeres desde el año 1995. Ninguno tenía antecedentes de cáncer, ictus ni enfermedad cardiaca al inicio del estudio. Se preguntó a cada participante sobre su consumo de café, que varió de cero a una categoría máxima de seis tazas al día. La salud de cada participante se rastreó hasta finales de 2008 o hasta su fallecimiento.

Puedes leer el artículo completo, en inglés, aquí.

Se deben tomar los resultados con precaución

Corazón El café reduce la enfermedad cardiovascularLa experiencia demuestra que los resultados de un estudio observacional, raramente y sea con el nutriente que sea, se confirman cuando se aplica el rigor y la evidencia científica de un estudio de intervención aleatorio.

En este caso, se da la circunstancia curiosa de que los resultados son diametralmente opuestos dependiendo de cómo se lleven a cabo los análisis. Inicialmente el consumo de café se asoció con un riesgo mayor, pero eso se debía a que el consumo de café coincidía con una dieta peor y un consumo más elevado de tabaco. Solamente tras corregir o ajustar esos factores de confusión es cuando emerge la protección del café.

Otro aspecto a tener en cuenta es el hecho de que el consumo de café solo se recogió una vez, al principio del estudio y a través de un cuestionario. De haberse hecho con rigor no se habría tenido tanta falta de información y se hubiese incidido en temas tan importantes como:

  • Granos de cafe El café reduce la enfermedad cardiovascularUna manera más precisa de medir el consumo de café normal o descafeinado.
  • El modo de preparación, algo muy importante para dar más pistas acerca de qué componentes del café podrían ser responsables del efecto y poder avanzar en los mecanismos.
  • El hecho de tener sólo un punto histórico de referencia impide conocer qué sujetos cambiaron sus hábitos durante los 13 años de seguimiento, no sólo en lo que se refiere al café sino, más importante, a los otros factores de riesgo como el tabaco o la dieta.

En resumen, no se puede lanzar las campanas al vuelo con respecto a los resultados basándonos en un solo artículo, sin importar en qué revista se publique. Además, se debe tener en cuenta el diseño del mismo, que es meramente observacional, y con una información muy poco detallada.

A su favor, no hay duda de que la mayor fuerza del mismo se encuentra en el tamaño de la población y la duración del seguimiento.

Conclusiones con reservas

En general, la tendencia sugiere que el consumo de café parece ser beneficioso, y además el efecto es acumulativo. Es decir, que es mCafetera El café reduce la enfermedad cardiovascularás protector con cuatro o seis tazas al día que con sólo una o dos.

Los adultos que consumen tres o más tazas de café al día podrían reducir su riesgo de muerte por causas comunes en un 10%,  pero una excepción notable fue que beber café no se relacionó con una reducción en las muertes por cáncer entre las mujeres.

Además, es importante añadir que, además de los efectos sobre la mortalidad, hay otro aspecto muy importante en nuestra sociedad actual: que está envejeciendo, con el consiguiente declive cognitivo que se produce con la edad y la disminución de la vitalidad. En este caso concreto, el consumo de café está emergiendo como un factor que puede proteger, o al menos reducir, la rapidez con la que se produce este descenso de la capacidad cognitiva así como otras enfermedades neurológicas, incluida la depresión.

Por lo tanto, de una manera u otra, lo que sí parece cierto es que para aquellos que tomamos café no hay por ahora razón aparente para que cambiemos este hábito. Para aquellos que no lo toman o lo hacen en pequeñas cantidades, hay que tener en cuenta que puede ser porque su consumo altera la calidad y cantidad de sueño, que es algo esencial para mantener la salud… así que los posibles beneficios traen esos seguros perjuicios.

Puedes leer el artículo completo, en inglés, aquí.

www.nejm.org

pixel El café reduce la enfermedad cardiovascular
 

Tags: , , , , , ,

 

Share This Post

2 Comments

  1. Pingback: XVI Feria de la "Nuez del Pedroso"

  2. Pingback: La gastronomía de "El Hobbit" - Directo a la Mesa

Leave a Reply

 
 
%d personas les gusta esto: