Cultivando y embotando guindillas en vinagre

Cultivando y embotando guindillas en vinagre

Plato de lentejas XS Cultivando y embotando guindillas en vinagreLas guindillas en vinagre suelen ser el acompañante perfecto para cualquier estofado, con lentejas, garbanzos, alubias, o incluso en cocidos. El problema es que no siempre las tenemos a mano y, cuando están, muchas veces están pasadas y no tienen la calidad que deberían. Lo mejor, como casi todo, es hacerlas en casa… Verás cómo se convierten en unas aliadas insustituibles.

No es fácil encontrar las guindillas frescas (a no ser que vivas por el norte de España), por lo que la mejor solución es… ¡cultivarlas tú mismo! No es complicado y, además, tendrás la satisfacción de crear una conserva de principio a fin.

Cultivando guindillas. Guía paso a paso

agro hort chile2 Cultivando y embotando guindillas en vinagreLa forma de plantar tus guindillas pasa por comprarlas en forma de semillas en cualquier tienda especializada. A ser posible, que sean semillas secas. No las plantes recién extraídas, ni las mojes, ni las líes en algodón. No pasa nada si lo haces, pero perderás mucho tiempo esperando a que echen raíces.

El siguiente paso es coger tiestos y prepararlos (uno por planta). Si puedes elegir, que sean de cerámica, pero si son de plástico tampoco pasa nada.

tiestos ceramica Cultivando y embotando guindillas en vinagreLa preparación tampoco tiene muchos secretos: en el fondo de cada tiesto echamos una capa de piedrecitas normales y corrientes. A continuación, de la parte que queda vacía, la mitad la rellenas con tierra de mala calidad, es decir, que no esté abonada. Esta tierra la puedes encontrar en cualquier campo que conozcas. Y, el resto, se rellena de mantillo natural. Procura que la tierra no se salga por los bordes, ya que hay que dejar un poco de espacio para cuando se riegue.

Al actuar de esta manera, la planta no podrá sacar las raíces por los agujeros del tiesto y en las piedras se almacenara un poco de agua. Además, los nutrientes que le sobran al mantillo se desplazarín hacia la tierra sin abonar y ésta mejorara, lo que dará lugar a una tierra perfecta para el cultivo.

En cuanto al tema del agua: puedes usar la del grifo sin problemas, y riégala todos los días cuando sea una planta adulta. Los pimientos son plantas que aguantan muy bien la sequedad en el suelo, pero también son unas de las plantas que tienden a coger más enfermedades en sus hojas, aunque no ocurre así con el fruto. Si aparecen hojas mordidas, quemadas o con algún tipo de enfermedad (no tienen un aspecto saludable), se cortan y ya está…

GuindillaWW Cultivando y embotando guindillas en vinagre

Claro que estamos hablando de planta adulta, ¿cómo hacemos para que germinen las semillas? Las semillas se meten en semilleros para que broten y luego se pasan a los tiestos que hemos preparado. Ten en cuenta que los tiestos tienen que ser individuales porque, de lo contrario, las plantas se contagian entre sí las posibles enfermedades.

  • guindilla Cultivando y embotando guindillas en vinagreEntierra las semillas a unos 2 mm de profundidad.
  • Riega poco. Alrededor de una vez cada 2 días o cuando se vea que la tierra esta seca.
  • No te impacientes si no brota la semilla, y por supuesto no la saques de la tierra. Pueden brotar en una semana o, porque sí, tardará un mes.
  • Puedes poner 4 palitos rodeando la semilla para saber dónde está, ya que como no hay una planta adulta tienden a aparecer plantas silvestres cuyas semillas llegan por el aire. En este caso, arráncalas inmediatamente.
  • Las guindillas necesitan sol y agua para echar fruto. La temperatura mínima son 18ºC y, para sobrevivir, unos 15ºC. Temperaturas inferiores les provocan la muerte.
  • Las guindillas brotan de forma natural en verano. Suelen echar de 1 a 20 frutos de tamaño variable.
  • Parea recolectarlos no hay que tener muy en cuenta su tamaño, ya que éste depende del tiesto y de la calidad de la tierra. Cógelas cuando veas que la guindilla no crece más y se va arrugando, que será cuando esé más crujiente.

Y, una vez que ya tienes tu primera cosecha, vamos a ver cómo se embotan para tener una buena reserva de guindillas para acompañar tus platos.

Ingredientes

  • Guindillas de Ibarra (es una variedad, pero la más rica para este tipo de conserva).
  • Envases de cristal con tapa.
  • vinagre de vino blanco.
  • sal.
  • agua.

Verás que es muy sencillo de hacer. No hemos incluido medidas porque todo dependerá de botes2 Cultivando y embotando guindillas en vinagrela cantidad de guindillas que tengas, pero una vez claros los pasos a hacer dará lo mismo que tengas 15 guidillas o 15 kilos, sólo tendrás que echar mano de más o menos botes.

Lo primero, provengan de donde provengan las guindillas (de cultivo propio o compradas frescas) es lavarlas bien bajo el grifo. Procura elegir ejemplares de un tamaño similar y que se adapten a la medida del envase que vayas a usar para embotar.

Sea cual sea el tamaño del envase, llena una cuarta parte del bote con vinagre. Para un envase normal (de los de guindillas que encontramos en el mercado), se suele añadir una cucharadita rasa de sal, aunque se puede poner menos.

Agrega otra cuarta parte de agua embotellada (no siempre se puede saber si el agua del grifo es “dura”, con lo que así nos curamos en salud). A continuación, sacude vigorosamente el bote cerrado para que la sal se disuelva bien y se mezclen el agua y vinagre. Al fin al, el bote debe quedar lleno de líquido hasta la mitad. Si pones más, al introducir las guindillas se saldrán.

Ve colocando las guindillas una a una, con el rabito en la parte superior (para facilitar luego que se puedan coger). Si sobra algo de líquido, simplemente tíralo; y si falta, añade algo de agua.

guindilla vasca 300x200 Cultivando y embotando guindillas en vinagreLas guindillas deben quedar apretadas, coloca hasta que veas que no caben más. Posteriormente, déjalas en la nevera durante un mínimo de tres meses. Nosotros hemos comprobado que no es necesario un proceso de vacío ni nada similar, ya que el vinagre es el que se encarga de la conservación.

Ya nos dirás cómo te han salido…

pixel Cultivando y embotando guindillas en vinagre
 

Tags: , , , , ,

 

Share This Post

5 Comments

  1. Pingback: Cáceres, una provincia de Denominaciones de Origen Directo a la mesa

  2. Pingback: Citas y refranes sobre comida - Directo a la mesa

  3. Pingback: Cáceres, una provincia de D.O.

  4. Pingback: Cómo se hace... la mostaza

  5. Pingback: Este huerto veraniego… | Non Perfect. El blog imperfecto.

Leave a Reply

 
 
%d personas les gusta esto: