5 setas para chuparse los dedos

5 setas para chuparse los dedos

Imagen de setas 5 setas para chuparse los dedosLas setas son los esporocarpos, o cuerpos fructíferos, de un conjunto de hongos pluricelulares que incluye muchas especies. Suelen crecer en la humedad que proporciona la sombra de los árboles, pero también en cualquier ambiente húmedo y con poca luz.

Unas especies son comestibles y otras son venenosas, e incluso existen varias con efectos psicoactivos.

Modo de actuar con las setas

Para evitar las relativamente frecuentes intoxicaciones, hay unas reglas básicas que nunca nos debemos saltar en caso de que las setas esten destinadas al consumo:

  • No se debe recolectar ninguna seta que no haya sido debidamente identificada, y esto implica mirar todos y cada uno de los ejemplares que entren a la cesta, aunque a veces sea una tarea tediosa.
  • Algunas setas tienen cierta tendencia a la acumulación de metales pesados, por eso está absolutamente desaconsejada su recolección en bordes de carreteras o zonas que hayan sido fumigadas.
  • Si alguna seta está madura es mejor dejarla en su sitio, ya que pueden indigestar. Sólo se deben recoger ejemplares jóvenes.

Navaja para setas 5 setas para chuparse los dedos

Pero además de no querer intoxicarnos, seguramente también querremos volver el año siguiente a coger las setas que hemos encontrado, para ello debemos respetar también un par de indicaciones:

  • Todas las setas hacen su función, también las venenosas. Debemos evitar pisarlas, sean del tipo que sean.
  • Cuando se metan a la cesta se hará con las láminas hacia abajo, para ayudar a que la seta siga esporando y evitar que se manchen.
  • Cortar la seta también tiene truco, siempre para causar el menor daño al micelio. Para ello debemos introducir la navaja en la tierra a unos 2 cm del pie en oblicuo para así llevarnos la seta completa y evitar que restos del pie se pudran en la tierra causando daños al micelio. Luego taparemos el hueco que hemos dejado con un poco de tierra y presionaremos un poco.

Setas desecadas 5 setas para chuparse los dedosUna vez en casa con nuestra cesta repleta, debemos hacer lo posible en conservarlas de la mejor forma posible. Lo principal es limpiarlas con la menor cantidad de agua posible, ya que las setas pierden sabor al lavarlas. En la medida de lo posible las traeremos limpias del campo y, en todo caso, las limpiaremos frotando con un trapo húmedo. En último término las podemos sumergir en agua y removerlas para desprender la tierra que se irá al fondo, mientras que las setas flotan.

Ya limpias las podemos conservar de distintas maneras: hay setas que se prestan al secado; se pueden congelar, para lo que hay que quitarles el agua haciéndolas un poco con una gota de aceite, como si fuera un rehogado, se etiquetan y empaquetan para su congelado y posterior consumo.

Para su utilización descongelaremos las setas directamente en una sartén caliente, porque de otra manera tendrán un aspecto “revenido”. Una vez descongeladas, las podremos añadir a cualquier plato: revuelto, guiso, arroz, etc… o simplemente a la plancha.

Partes de una seta

Una imagen vale más que mil palabras…

Partes 5 setas para chuparse los dedos

Vayamos conociendo estos 5 ejemplares uno por uno:

1.- Amanita Caesarea

Su nombre es su mejor tarjeta de presentación: la Amanita de los Césares, ya que sólo a ellos les estaba permitido el privilegio de comerlas.

  • Amanita Caesarea 5 setas para chuparse los dedosSombrero: de 8 a 15 cm. de diámetro, carnoso y voluminoso. Al principio hemisférico, después convexo y finalmente aplanado. La cutícula es ligeramente viscosa, separable, de color naranja o rojo anaranjado, pocas veces cubierta con restos de la volva, con el borde algo estriado.
  • Láminas: de color amarillo-oro, libres, numerosas y apretadas.
  • Pie: amarillo-oro, de 8 a 15 cm. de alto por 2 a 3 de grueso, carnoso. Anillo amplio, frágil, membranoso y del mismo color del pie. Volva amplia, tenaz, membranosa, alta y blanca.
  • Carne: blanca, amarilla bajo la cutícula del sombrero, blanda, de olor y sabor suaves.
  • Comestibilidad: excelente, para muchos la “reina” de las setas.
  • Hábitat: crece en verano y otoño, en claros de bosques de castaños, robles, hayas, bortos y encinas.
  • Confusión posible: con la Amanita Muscaria y sus variedades. Se diferencian en la forma y consistencia de la volva y por el color de las láminas y del pie, que en la Muscaria son blancos mientras que en la Caesarea son amarillo-oro.

2.- Boletus Pinicola

“Primo hermano” del Boletus Edulis, se trata de un ejemplar más raro y sabroso.

  • Boletus Pinicola 5 setas para chuparse los dedosSombrero: de 6 a 25 cm. de diámetro, carnoso, hemisférico, de color variable, entre rojo vino y rojo amarronado llegando al marrón púrpura. Cutícula seca y aterciopelada cuando el ejemplar es joven, para pasar más tarde a ser lisa y brillante.
  • Tubos o poros: tubos más bien largos, adheridos al pie, inicialmente blancos que se vuelven amarillos cuando la seta es adulta. Poros primero blancos, luego amarillos y al final de color oliva, muy apretados y finos, de calibres desiguales y que no azulean al tacto.
  • Pie: grueso, macizo, muy duro, ventrudo, al principio de color blanquecino y luego amarronado, con un retículo rojizo casi hasta la base.
  • Carne: blanca, inmutable, de color rosado bajo la cutícula del sombrero, compacta, de olor y sabor agradables.
  • Comestibilidad: excelente, al igual que el Boletus Edulis, Boletus Aereus y Boletus Reticulatus.
  • Hábitat: desde mediados de primavera hasta el otoño, en bosques de coníferas.
  • Confusión posible: se parece al Boletus Aereus, del que se distingue por los tonos rojizos en el sombrero y el el pie, y sobre todo por el color de la carne bajo la cutícula del sombrero.

3.- Boletus Edulis

Una de las “reinas del bosque”. Su uso en la cocina es universal, tanto fresco como en aceite, deshidratado…

  • Boletus Edulis 5 setas para chuparse los dedosSombrero: de 6 a 15 cm. de diámetro. Carnoso y sólido, al principio hemisférico, después convexo y finalmente convexo-aplanado. De color pardo más o menos oscuro, con el borde del sombrero netamente más claro que el resto. Cutícula lisa, no aterciopelada, viscosa en tiempo húmedo.
  • Tubos y poros: tubos al principio blanquecinos, después amarillo-oliva. Largos, libres, fáciles de separar del sombrero, no azulean. Los poros primero cerrados y finos, blancos o blanco-grisáceos, después amarillos y finalmente verdosos.
  • Pie: robusto, grueso, lleno y sólido, ventrudo de joven para tornarse cilíndrico cuando crece. Color blanco o marrón claro, adornado en su parte superior por un retículo blanco.
  • Carne: blanca, un poco ferruginosa bajo la cutícula, firme, prieta cuando es joven y posteriormente blanda al madurar. El sabor suave recuerda a la avellana.
  • Comestibilidad: excelente, es una de las setas más apreciadas en todos los países.
  • Hábitat: durante el otoño, en los bosques de hayas, robles, castaños, pinos y tyambién entre jaras.
  • Confusión posible: con el Boletus Aereus, Boletus Pinicola, y Boletus Reticulatus, todos comestibles.

4.- Cantharellus Cibarius

Conocida como cabrilla o rebozuelo. En Cataluña se les llama también rossinyol.

  • Cantharellus Cibarius 5 setas para chuparse los dedosSombrero: de 3 a 8 cm. de diámetro. Carnoso, grueso, liso, primero convexo, luego deprimido más o menos hundido en el centro, con el margen enrollado, sinuoso y lobulado, de color amarillento, amarillo yema de huevo o amarillo-naranja.
  • Láminas: amarillo vivo, en forma de pliegues, algunas bifurcadas y muy decurrentes.
  • Pie: lleno, del mismo color de las láminas, atenuado de arriba a abajo aunque a veces puede ser cilíndrico o irregular.
  • Carne: firme, blanquecina o amarillenta, de olor agradable a frutas y sabor dulce.
  • Comestibilidad: buena, muy buscada por su fácil identificación y conservación, ya que se pueden desecar ensartándolas en hilos para su uso posterior como guarnición de guisos y asados.
  • Hábitat: desde principios de verano hasta otoño. Principalmente en bosques de planifolios, aunque también se pueden encontrar en coníferas.
  • Confusión posible: con algunas variedades de Cantharelus Friessi, Cantharelus Olidus, con Hygrophoropsis Aurantiaca y con Omphalotus Olearius (tóxica).

5.- Pleurotus Eryngii o Seta de Cardo

Es una de las setas más populares y valoradas. A la parrilla tienen un ligero sabor a carne a la brasa, pero como destacan realmente son en crudo.

  • Seta de cardo 5 setas para chuparse los dedosSombrero: de 4 a 9 cm. de diámetro. El color varía del beige al marrón oscuro. Convexo, después abovedado-aplanado, poco deprimido en el centro, irregular. Margen delgado, enrollado de joven, con cutícula gruesa y un poco escamosa.
  • Láminas: blancas, después gris-ocre, un poco apretadas, muy decurrentes y desiguales, con numerosas laminillas.
  • Pie: lleno, firme, al principio blancuzco y finalmente gris-ocre. En general excéntrico aunque en algunas ocasiones está bien centrado.
  • Carne: compacta, blanca, flexible, de sabor suave y olor inapreciable.
  • Comestibilidad: excelente, muy conocida en la mayoría de los pueblos y buscada por todos los seteros.
  • Hábitat: especie otoñal que también sale en primavera, en la meseta y en las faldas de las colinas. Siempre en las raíces de los cardos.
  • Confusión posible: con la variedad Ferulae, más grande (casi el doble)y oscura; con la Ferula Communis y con la variedad Nebrodensis, más carnosa y pálida. Todas comestibles.
pixel 5 setas para chuparse los dedos
 

Tags: , , , , , , , , , ,

 

Share This Post

2 Comments

  1. Pingback: Cómo se hace... la recogida de setas - Directo a la Mesa

  2. Pingback: Resetea te pone las setas en casa - Directo a la Mesa

Leave a Reply

 
 
%d personas les gusta esto: